MUDITO,
o como le conocen en su casa,
Rubén Martín Ojeda

Ilustrador Cántabro

MUDITO, o como lo conocen en su casa, Rubén Martín Ojeda, es un monigotero – pintamonas cantabruco que tiene por hobby hundir con sus creaciones todo lo que toca. Tras publicar sus primeras tiras mientras estudiaba para maestro en el, ya extinto, Periódico Universitario EL GALLO, y dedicar diez años y tres discos a practicar un exquisito y elitista hardcore melódico con el grupo cántabro COLOURLESS (también extinguido, por supuesto), decide saltar a la prensa de nuevo publicando diariamente tiras de humor en la edición para Cantabria del periódico EL MUNDO, hasta el cierre de dicha publicación (menuda sorpresa).

Fue durante ese tiempo cuando publicó sus tres primeros cómics para niños de carácter divulgativo y cultural con la asociación DISAD: Juan de la Cosa y el descubrimiento de América, Luis Vicente de Velasco y la batalla de la Habana y Los Pacificadores. Dejando un balance total de unos 15.000 ejemplares repartidos por los colegios de Cantabria y una asociación tristemente desaparecida (de lo que jura no tener nada que ver).

Tras estas publicaciones participa ilustrando uno de los cuentos del libro La Piedra de la Verdad y otras historias para terminar ocupándose, con sus dibujos, de la humanización de las estancias pediátricas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla con la Asociación Buscando Sonrisas (ganadora del Premio de la Revista New Medical Economics en 2019 a Mejor Labor de Humanización Sanitaria).

En la actualidad continua con el proyecto de humanización mientras colabora con la revista de humor AMANIACO, que aún sobrevive sorprendentemente, desde hace unos tres años con la serie Los cuentos que nunca te cuento.